De China para Tiquicia

En aspectos como planeamiento urbano, transporte público, ciudades de excelente infraestructura inclusiva y seguridad ciudadana, muchísimas ciudades progresistas en China están mejor que muchísimos países “desarrollados”. Esto hace que a pesar de sus bajísimos ingresos per cápita, las ciudades ofrezcan una gran calidad de vida.

China ha tenido un modelo único. Crea ciudades gigantes donde no había nada y coloca a la industria donde fuera que quiso el planeador. Por ejemplo Chongqing. Mucho lo logran por un sistema autoritario donde el terreno le pertence al gobierno y no a las personas individuales. A cambio de la reubicación de una minoría (¿injusta?) se abre camino a la obra de interés público.

Si bien tienen monstruosos desafíos, en transporte el sistema chino ejecuta mucho mejor que nuestra democracia disfuncional.